Nosotros

Servicios

Proyectos

María Anchieta

Blog

Contacto

RESULTADOS DE AVANCE EN LA IGUALDAD MATERIA LITERARIA

RESULTADOS DE AVANCE EN LA IGUALDAD MATERIA LITERARIA

Durante el año 2022, y tal y como llevan haciéndolo desde el 2016, el proyecto La Literatura femenina ha dedicado un especial interés en la investigación de la igualdad real en el sector literario. Esta acción ha sido realizada desde su primera edición, pudiendo así...

Hospitales de hoy, hospitales del futuro

Un ejemplo en Inglaterra de centro especializado en cáncer Centro de canger del Guy’s Hospital, Londres Hospitales de hoy, hospitales del futuro: un ejemplo en Londres. Los hospitales de hoy están diseñados como colecciones de departamentos individuales, con...

13 Sep, 2022

¿Cómo ganar un concurso público? II (INTRODUCCIÓN. LAS IDEAS SE COMPARTEN)

Dulce Xerach

Comparte este contenido en un click 👇🏽

Cada año, las autoridades públicas de la UE gastan alrededor del 14 % del PIB en contratación pública. Esto asciende a más de 1,9 billones de euros. La contratación pública es claramente importante para la competitividad de las empresas europeas debido al volumen de negocio que acapara. En España ocurre algo parecido: la importancia de la contratación pública radica en que representa actualmente en torno al el 20% del PIB. En últimos años, la regulación jurídica de esta materia ha sufrido numerosas modificaciones, algunas de hondo calado.

Cuando surge la posibilidad, o la necesidad, de enfrentarse a un concurso público, son miles las dudas que surgen, sobre todo cuando uno se enfrenta por primera vez a un proceso de contratación con la Administración Pública, sea del país que sea.

Tanto si estás planteándote presentarte a un concurso público en Europa, si ya tienes echado el ojo a una oportunidad que se te presenta, o simplemente quieres conocer más sobre concursos públicos puede que te interese leer este guía o manual, este libro que en el que queremos compartir las ideas, tácticas y estrategias, a veces trucos, que nosotros hemos utilizado en nuestro trabajo diario para resolver una pregunta:

 ¿Qué es necesario hacer

para poder ganar un concurso público?

Aunque la mayor parte de los ejemplos que vamos a señalar tienen que ver en gran parte con España y algunos países del entorno europeo, lo primero que tienes que saber es que este manual también te servirá si decides internacionalizar su empresa, ya que organismos internacionales como el Banco Mundial y similares, generan licitaciones con los mismos principios generales que se utilizan en Europa. Incluso en muchos otros países como China, o Corea del Sur, o Singapur utilizan sistemas similares, criterios similares y normas que al fin y al cabo vienen desde muy antiguo, desde el Derecho Romano y el Derecho Consuetudinario anglosajón, que han ido generando prácticas compartidas, y muchas veces compatibles, en muchos estados del mundo.

En estos tiempos algo inciertos, los concursos se platean como una muy buena oportunidad para las empresas grandes y pequeñas , incluso para aquellas que nunca se han planteado relacionarse (más allá de lo estrictamente necesario) con la Administración. Además de buena oportunidad, es también sin duda un desafío. La contratación pública ha dado un vuelco en Europa en los últimos años, a raíz de la entrada en vigor de 2014/24/UE, que supuso numerosos cambios en los contratos públicos de los países de la Unión, lo que conlleva un período de adaptación de las empresas y de la Administración que aún no ha culminado. Otro cambio fundamental y que puede mejorar la vida “pública” especialmente de las PYMES, es la creciente digitalización de los procesos administrativos.

Buena parte de la trayectoria profesional de quienes escribimos estas líneas se basa en la búsqueda, análisis, preparación y presentación a concursos públicos, especialmente, en nuestro caso, relacionados con infraestructuras públicas, es decir, con la arquitectura y la ingeniería, y servicios similares, con el urbanismo y la planificación urbana, todos los anteriores fácilmente extrapolables a cualquier concurso de servicios. Y no solo, pues también hemos participado en concursos de suministro, de obras, de ideas relacionadas con la creatividad y la innovación, y en todos estos concursos y convocatorias públicas podemos asegurarte que hay una base común que si es dominada te ayuda a lo que todos queremos: tener éxito y ganar.

En este proceso hemos utilizado la estrategia que tan bien emplearon en su tiempo científicos de la talla de Graham Bell, Thomas Alva Edison, Marie Curie o Albert Einstein entre otros muchos científicos:  una estrategia basada en el ensayo, y en la prueba y error. Gracias a esa estrategia hemos podido adquirir una experiencia y conocimientos amplios, que queremos compartir con todos para que ese camino desde el ensayo y el error hasta el éxito sea más corto.

Nos encaminamos pues a buscar los concursos que más se adaptan a las circunstancias concretas de cada uno, de cada emprendedor, de cada PYME o profesional.

 

Actitud Sherlock Holmes: hay que investigar.

El primer paso tiene que ver con poner en marcha una forma de pensar propia de Sherlock Holmes. A veces unos pliegos, las bases de un concurso, requieren de una inicial actitud investigadora, porque para interpretar primero tenemos que descifrar. Eso es lo primero que tienes que saber. Las bases de un concurso deben dejar claras las cosas, fundamentalmente el objeto del contrato que se busca celebrar, es decir, deben dejar claro  qué es lo que busca el cliente, para luego comprender qué es necesario y cuántos pasos hay que dar hasta presentarlo. Actualmente todos ellos requieren ya de una presentación electrónica.

Pero sobre todo nuestro principal objetivo es descodificar las bases de ese concurso que nos permitan ganar.

Como ven, las ideas que se desarrollan en esta guía no son nuevas, ni somos los únicos que conocemos los entresijos de la contratación pública, ni tampoco tenemos la fórmula secreta para ganarle el pulso a los pliegos. La originalidad de este libro, el hecho de que sea o no inédito, nada tiene que ver con los temas, los conceptos o las ideas que expone, sino en cómo se ordenan y como se relacionan entre ellas. El libro pretende enfocar, de una manera eminentemente práctica, como enfrentarse al cambiante mundo de los concursos públicos en Europa, y su originalidad radica, creemos, en el enfoque multidisciplinar con el que lo hemos escrito. Nuestro equipo está compuesto por profesionales de muy diversos sectores, y es ahí donde radica nuestro conocimiento.

Un concurso público puede entremezclar disciplinas aparentemente diversas como pueden, a modo de ejemplo, ser la arquitectura con el derecho, y sin el conocimiento de una y otra disciplina, no se puede avanzar y realizar una propuesta coherente y que resulte ganadora de un concurso. Eso es lo segundo que tienes que saber.

Somos de la opinión de que el conocimiento y las ideas han de compartirse, y de esa convicción nace esta guía. Si bien no podemos dejar de decirles que para ganar no siempre basta con leer este manual, aunque puede ayudar mucho. Pero no, a veces hace falta algo más.  A veces, ya sea por la complejidad del concurso o por la falta de experiencia o de tiempo, es necesario contar con profesionales especializados en contratación pública y en materias relacionadas con cada licitación en concreto.

Lo tercero que tienes que saber es que  todo aquel que quiera optar a un concurso con la administración, y además ganarlo, tiene que tener unas nociones básicas de contratación pública. Lo mínimo indispensable. Tienes que empezar por una especia de tutorial, y este libro esperamos que cumpla para esa función.

Lógico recelo

Hemos observado que este tema genera especial recelo en todos aquellos profesionales no relacionados con el derecho, es decir, ingenieros, arquitectos, científicos, etc, que simplemente quieren elaborar una propuesta y no quieren ni oír hablar de papeleo, pliegos, bases, ni burocracia administrativa. Vale, lo entendemos. Estamos decididos a facilitarte el camino hasta cambiar tu visión una vez leas este libro porque dominarás esa desconfianza inicial y verás que no es tan difícil. Si después de ello, aunque sigas teniendo dudas tienes una visión general y acertada de cómo enfrentarte a una licitación, habremos cumplido nuestro objetivo número uno. Si además consideras que necesitas a un profesional que te asesore durante todo el proceso y te haga optar a ganar un concurso, al final de este manual te dejamos varias direcciones a las que puedes acudir.

No queremos entretenerte más en esta introducción, vayamos al grano y respondamos a la pregunta principal: ¿Cómo ganar un concurso público?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *